jueves, 26 de abril de 2007

Existir en domingo

Gombrowicz en su diario: "Haría todo esto si lograra invocar el espíritu... Pero no me siento con fuerzas suficientes... Por desgracia, hace tres años abandoné el arte puro, pues mi género no es de los que se puede practicar a salto de mata, o los domingos y días festivos. Me he puesto a escribir este diario sencillamente para salvarme, por miedo a la degradación y a un total hundimiento entre las olas de la vida trivial que ya me está llegando al cuello. Pero resulta que tampoco en esto soy ya capaz de esforzarme plenamente. No se puede ser una nulidad durante toda la semana para ponerse a existir el domingo. Señores periodistas, y vosotros, honorables parlanchines y espectadores, no temáis nada. Por mi parte ya no hay peligro de que sea presumido o incomprensible. Igual que vosotros y que el mundo entero, me precipito hacia el periodismo".

Y así, entre carcajadas ante salidas tan irreverentes como ésta se me va pasando el diario.Me doy cuenta de que Gombrowicz tiene una manera física de escribir, de tratar a la palabra. Al igual que en Ferdydurke los personajes son descritos mediante una sucesión de muecas que distorsionan la forma, esta cita también me parece una mueca a su existencia de oficinista en Argentina. Un giro mordaz dedicado a todos los que buscan una escritura libre de aristas y de esquinas en las que el lector pueda perderse gustoso y ponerse a existir.
Al igual que Gombrowicz intentaba salirse de esa existencia que le impedía escribir pero no intentarlo el Domingo, el lector ha de hacer lo mismo. El objetivo siempre será el mismo: vivir la existencia que uno de verdad quiere encontrando el camino a base de "ponerse a existir". La pregunta es: ¿cuántos días de la semana tienes? Yo me solidarizo con Gombrowicz y me pregunto: ¿será el domingo suficiente?..

2 comentarios:

Esther dijo...

Mmmmm...no conocía a Gombrowicz, xo x lo q dices me gusta...tiene pinta de ser uno de esos parias de los q habla Rorty gracias a los cuales combatimos y transformamos la sociedad que nos ha tocado disfrutar/soportar.

Al margen, esto de "existir en domingo" me suena demasiado...de hecho, creo q si se "existe en domingo" es porque realmente no se es lo q se es, muy a mi pesar (a no ser q seas Gombrowicz, claro...) Ojalá se pudiera existir todos los días...

Esther dijo...

Me acabo de releer y ¡Vaya rallada he soltao! ¡¡AAAAAAAJAJAJAJAJA!!
¡¡Entiéndalo quien puedaaaaaaaa!!